Queridos Reyes Magos: menos watios

iluminación navideña

En estos días navideños de vorágine consumista, no deberíamos olvidarnos de que nuestras acciones siguen siendo importantes para nuestro dañado medio ambiente. Produciremos grandes cantidades de basura orgánica, papel, envases que deberíamos reciclar responsablemente.

El cambio climático es un hecho que "no cesa" siquiera por navidad.
Una de las actividades generadoras de CO2 es la producción de energía y según la Agencia Internacional de la Energía el 19% de la generación eléctrica mundial se destina a la iluminación.
Aunque se trate de una media y por tanto pueda variar de un lugar a otro, no deja de ser una cifra importante.

Hace ya un mes, Ecologistas en Acción denunciaba el derroche energético que supone el alumbrado navideño, que cada año se enciende antes y durante más tiempo. Teniendo en cuenta que además se trata de adornar las calles bien podrían utilizarse guirnaldas y bombillas de menor consumo, puesto que las calles ya disponen de alumbrado público.

Algunas ciudades como Barcelona han optado por reducir la iluminación en estas fiestas tanto en extensión , como en horario (comercial) y algunas, como Córdoba han realizado un apagón simbólico a lo largo de diciembre como medida de apoyo contra el cambio climático. A esto se unen propuestas de ir reduciendo el consumo en un 5% cada año hasta llegar al ahorro del 50%. Buenas iniciativas aunque escasas por lo aisladas que resultan en nuestro país.

Dejando a un lado la iluminación navideña y volviendo al consumo general, según éste artículo: Philips asegura que el cambio a sistemas de iluminación más eficientes ahorraría en Europa 4.300.000.000 de euros, equivalente a 50.000.000 de barriles de petróleo anuales o mil millones de árboles, lo que evitaría la emisión de 28.000.000 de toneladas de CO2.

Ese mismo artículo nos habla de los LED (Light Emision Diode), que son las bombillitas de los electrodomésticos: vídeo, tv, cadena de música… cuando los ponemos en "stand by". Ya se utilizan en linternas, semáforos (fijáos, poco a poco las están sustituyendo), grandes pantallas y a partir de 2008, el Reglamento CEE permitirá usarlas en los automóviles como luces de cruce.

Hoy día las bombillas LED son muy caras: Una lámpara de 3W, equivalente a una bombilla de 40W, cuesta unos 65 euros.
Hace un par de meses probé una de 1W, costó más de 12€, y lo cierto es que es la luz era bastante fría además de escasa. En realidad en la tienda no tenían LEDS de más potencia, y los colores resultaban feos. Pero si con el tiempo se consigue su implantación, podríamos pasar de consumir 25-50w de un halógeno o 40-60w de una bombilla incandescente a 3-4w por LED.

Mientras tanto las bombillas de bajo consumo son una buena solución, consumen mucho menos que las tradicionales, aunque debemos tener en cuenta donde irán ubicadas. Si se trata de una luz que encenderé muchas veces y durante poco tiempo (por ejemplo en el pasillo), será mejor una bombilla tradicional, ya que las de bajo consumo ven reducida de forma importante su vida útil con cada encendido(IDAE). Ahora mismo estoy escribiendo bajo una luz de 11w que podría equivaler a una de 60w de las tradicionales.

El incremento del uso de energías renovables y más respetuosas con el medio ambiente es sólo el comienzo. El uso responsable de la electricidad es cosa nuestra.

Felices fiestas a todos.

Un pensamiento en “Queridos Reyes Magos: menos watios

  1. Siempre instandonos a ser responsalbe con el consumo de energía en nuestros hogares, y van ellos e intentan que en las noches navideñas parezca de día…
    Lo de Madrid era una barbaridad, precioso sí, pero una barbaridad. Si al menos esa energía para adornos proviniera de placas solares…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


seis + = 13

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>