Sobre el Día de la Tierra

Día de la TierraAnunciábamos estos días con este pequeño banner arriba a la derecha, que nos sumábamos a la campaña de ponte el lazo verde con motivo del Día de la Tierra. Se habían organizado manifestaciones para llamar la atención de nuestros políticos en algunas (pocas) ciudades. Al menos en la de Madrid los medios dicen que miles de personas apoyaron el lema "frente al Cambio Climático, menos CO2".

En distintas cadenas de TV se han hecho hoy eco de variados temas relacionados con los problemas ambientales, pero también es cierto que de un tiempo a esta parte en los telediarios se habla de cambio climático y de medio ambiente con mayor frecuencia. Esto se va haciendo extensible a otros medios. Este fin de semana el diario El País inauguraba un nuevo suplemento mensual: Tierra, dedicado al medio ambiente.
También sigo descubriendo otros blogs que se van sumando a la Red de Blogs de E&M que continúa creciendo. Cada vez hablamos más sobre qué hacer con nuestro dañado medio ambiente y eso es bueno.

La semana pasada se presentaba el Anteproyecto de Ley del patrimonio natural y la biodiversidad en el Consejo de Ministros para la conservación de flora y fauna, y un estudio de CCOO revelaba que España ha reducido las emisiones de gases efecto invernadero en un 4,1% en el último año. Aunque el mérito de esta reducción no se deba a nuestra tímida contribución sino más bien al cálido invierno (sin necesidad de calefacción) y al aumento del precio de los combustibles fósiles, es una muestra de que las tasas de emisión no son inamovibles.

Aún muy lejos de alcanzar Kioto, no me cansaré nunca de decir que cada pequeño paso por parte de cada uno de nosotros es importante. Un paso más cerca de la sostenibilidad, un paso más cerca de aprender de los graves errores cometidos que nos han conducido irremediablemente hacia el cambio climático.

Probablemente lo único positivo que nos pueda traer el cambio climático sea la reflexión sobre la conciencia ambiental global ausente. 

Hoy lo único que me ha abstraído de este "optimismo" que me rodeaba por todas partes ha sido el salir a la calle. No ha sido la temperatura sino el olor que traían los campos. Huele a verano…¡en abril!

Me he dejado llevar por este bonito himno de Macaco… mañana será otro día.

La Tierra herida

La Tierra heridaHace unos meses escuché en la televisión a un empresario levantino, completamente seguro de sí mismo, convencido de la validez de sus argumentos, afirmar:"Sólo queremos seguir haciendo lo que hemos hecho hasta ahora, nada diferente; pero se nos ha terminado el agua y necesitamos que la traigan de otro sitio. ¿Quién puede oponerse a eso?".
Me sorprendió que aquel señor, sin duda inteligente, no se planteara siquiera que tal vez lo que "habían hecho hasta ahora" era insostenible, que no se podía mantener, puesto que había llevado al agotamiento de un recurso tan vital como el agua. Es como si yo gastara más de lo que gano, me sorprendiera al quedarme sin blanca y reclamara un aumento de sueldo para seguir manteniendo el tren de vida "de siempre".
Un hidrólogo muy famoso, Peter Gleik, ha escrito que hay que buscar una "nueva vía" (lo que en España se ha llamado "nueva cultura") para el agua. La medida del progreso no debería ser la cantidad de agua que se usa, sino el bienestar individual y colectivo que se obtiene por cada litro utilizado. Dicho de otro modo, no habría que obcecarse preguntándose a cada momento "¿de dónde saco más agua?", sino "¿de qué forma puedo reducir su consumo?"

Podría haber elegido cualquier otro fragmento del libro, pero la gestión sostenible del agua es una de mis debilidades.

Miguel  Delibes, escritor vallisoletano conocido por todos y su hijo Miguel Delibes de Castro, biólogo e investigador del CSIC, colaboran en La Tierra herida para darnos una amena visión de las realidades ambientales más importantes en nuestro país y en el planeta.
La narración es un diálogo entre padre e hijo, preguntas y respuestas, que con un lenguaje sencillo acercan al lector a problemas ambientales como la disminución de la capa de ozono, el cambio climático, la escasez de agua dulce y la desertificación o la pérdida de biodiversidad.

En estos días de ferias del libro por nuestra geografía es un título muy recomendable. 

Las tareas del agua

Las tareas del aguaEste domingo 22 de abril en la 2 de TVE a las 21:30 se emitirá el primer capítulo de la serie documental titulada "Las tareas del agua".

A lo largo de 13 capítulos de media hora de duración, se abordarán las distintas situaciones de los ríos y cuencas españolas, los usos del agua y finalmente las problemáticas y soluciones.

La serie está coproducida por el Ministerio de Medio Ambiente y RTVE , y dirigida por Joaquín Araújo.

Araújo ha explicado a los periodistas que el objetivo de la serie “no es sólo transmitir la belleza de la diversidad biológica de nuestro país, sino, sobre todo, dibujar un mapa de los usos, problemas y soluciones del agua y transmitir que no se trata únicamente de un recurso hermoso, sino de algo fundamental para la vida que no se puede derrochar”.
“La mayoría de la gente –ha continuado Araujo- llamaría mal tiempo a un día lluvioso: eso es lo que queremos cambiar con esta serie”.

Joaquín Araújo es periodista, escritor y Naturalista. Cuenta con una dilatada carrera de colaboraciones como guionista y asesor (entre ellos "El Hombre y la Tierra" de Félix Rodríguez de la Fuente), dirección de documentales, publicaciones, y su trabajo ha sido reconocido con distintos premios (dos veces Premio Nacional de Medio Ambiente) por su labor en la defensa de la Naturaleza.
Navegando por su biografía en su web me ha llamado la atención la coherencia de este hombre, que dedica un espacio a sus dimisiones, explicando sus razones. Esto no se ve todos los días, desde luego.

Joaquín Araújo es un referente por su experiencia y forma de contar las cosas, de manera que las tareas del agua promete ser una interesante y educativa serie. No os la perdáis.

Más información sobre la serie: [1], [2]
Foto: nota de prensa de RTVE

El plantador de dátiles

Phoenix dactylifera
En un oasis escondido entre los más lejanos paisajes del desierto se encontraba el viejo Eliahu de rodillas, al lado de unas palmeras datileras.
Su vecino Hakim, el acaudalado mercader, se detuvo en el oasis para que sus camellos abrevaran y vio a Eliahu sudando mientras parecía escarbar en la arena.

-¿Qué tal, anciano? La paz sea contigo.
-Y contigo- contestó Eliahu sin dejar su tarea.
-¿Qué haces aquí, con este calor y esa pala en las manos?
-Estoy sembrando- contestó el viejo.
-¿Qué siembras aquí, Eliahu?
-Dátiles- respondió Eliahu mientras señalaba el palmar a su alrededor.
-Dátiles- repitió el recién llegado. Y cerró los ojos como quien escucha la mayor estupidez del mundo con comprensión-. El calor te ha dañado el cerebro, querido amigo. Ven, deja esa tarea y vamos a la tienda a beber una copa de licor.
-No, debo terminar la siembra. Luego si quieres, beberemos…
-Dime, amigo. ¿Cuántos años tienes?
-No sé… Sesenta, setenta, ochenta… No sé… Lo he olvidado. Pero eso, ¿que importa?
-Mira amigo. Las datileras tardan más de cincuenta años en crecer, y sólo cuando se convierten en palmeras adultas están en condiciones de dar frutos. Yo no te estoy deseando el mal, y lo sabes. Ojalá vivas hasta los ciento un años, pero tú sabes que difícilmente podrás llegar a cosechar algo de lo que hoy estás sembrando. Deja eso y ven conmigo.
-Mira, Hakim. Yo he comido los dátiles que sembró otro, otro que tampoco soñó con comer esos dátiles. Yo siembro hoy para que otros puedan comer mañana los dátiles que estoy plantando… Y aunque sólo fuera en honor de aquel desconocido, vale la pena terminar mi tarea.
-Me has dado una grán lección, Eliahu. Déjame que te pague con una bolsa de monedas esta enseñanza que hoy me has dado- y, diciendo esto, Hakim puso en la mano del viejo una bolsa de cuero.
-Te agradezco tus monedas amigo. Ya ves, a veces pasa esto: tú me pronosticabas que no llegaría a cosechar lo que sembraría. Parecía cierto, y sin embargo, fíjate, todavía no he acabado de sembrar y ya he cosechado una bolsa de monedas y la gratitud de un amigo.

Los cuentos dejan lecturas distintas según quién los reciba.
Este cuento extraído de un libro, que no tiene nada que ver con el medio ambiente, lanza algunas ideas para reflexionar.

Yo destacaría que la colaboración del hombre es clave para la perpetuidad y conservación de la naturaleza. El hombre puede extraer madera de los árboles o recoger sus frutos pero también puede plantarlos.
Como parte de la naturaleza no tenemos por qué ser distintos a las abejas que recogen néctar para fabricar su miel contribuyendo a la vez a la polinización (fecundación) de las flores al transportar polen de una a otra flor.

Cuento: Jorge Bucay, Déjame que te cuente. De un cuento sefardí de Leo Rothen's Jewish Treasury.

La crecida del Ebro

río Ebro, 3 abril 2007

Estos días he leído numerosas noticias y opiniones en torno a la crecida del Ebro. Ha supuesto pérdidas en agricultura, ha anegado áreas urbanas y carreteras, y ha roto las defensas (construídas por el hombre) en algunos puntos de su recorrido.

Cuando en otoño sucedieron las inundaciones en Galicia hablé aquí de cómo se produce la erosión hídrica, y de cómo algunos daños que se producen como consecuencia de los fenómenos naturales se pueden prever y minimizar. 

La crecida del Ebro o las avenidas en general son fenómenos que se producen de forma natural en los ríos. Con cierta recurrencia (10, 50 o 100 años, por ej.) se produce una determinada precipitación o un determinado caudal. A la ocurrencia de este suceso en hidrología se le llama periodo de retorno. Y a este aumento de caudal, que se produce en un corto período de tiempo lo llamamos avenida.

Las avenidas tienen una función en el mantenimiento del medio. Incluso en tramos de ríos regulados por grandes presas, es necesario realizar una suelta extraordinaria de caudales cada cierto tiempo que, imitando a la naturaleza, sea capaz de arrastrar sedimentos que se depositan continuamente en el lecho del río. Además de la limpieza del cauce, las avenidas fertilizan los suelos en las márgenes del río, aportan nutrientes a los bosques de ribera, recargan acuíferos y finalmente, con su llegada al mar, contribuyen al mantenimiento de los ecosistemas costeros.

He vuelto a leer en algunos medios, ciertas referencias al desperdicio de ese agua "vertida al mar" y al caduco trasvase del Ebro, con el que se intenta seguir haciendo política desde la ignorancia elevada a grado superlativo. Lo peor no es que lo digan, lo peor es que aún hoy alguien crea que el trasvase del Ebro iba a salvar de la sequía mediterránea a otras cuencas menos favorecidas.

Hace algunos años tuve el placer de escuchar a Pedro Arrojo en una interesantísima conferencia sobre el trasvase del Ebro. Pedro Arrojo, profesor de economía de la Universidad de Zaragoza, fue premio Goldman 2003 de Medio Ambiente (el equivalente al Nobel en Ecología). El profesor Arrojo recibió este premio por el movimiento académico y social a favor de una correcta gestión del agua en la defensa del medio ambiente y por su objeción al Plan Hidrológico Nacional, que fue llevado a Bruselas.
En contra de lo que algunos creen sin base científica alguna, el trasvase del Ebro hubiera supuesto una deuda a todos los niveles. Se trataba de una estrategia energética, ambiental y económicamente insostenible, y que tampoco hubiera solucionado el problema de la escasez en las cuencas receptoras del agua trasvasada.

Ya en EEUU se han dado cuenta hace tiempo de que las grandes obras hidráulicas como presas y trasvases, aunque mejoran la disponibilidad de agua, suponen un grave problema porque alteran la dinámica fluvial hasta tal punto que cuando suceden grandes avenidas, diques y defensas pueden llegar a romperse ocasionando graves daños y pérdidas. Cuando un río está canalizado (se ha modificado su curso natural) y sucede una avenida, el agua discurrirá a favor de la pendiente natural y ocupará su cauce original arrastrando e inundando todo lo que encuentre a su paso.

En el siguiente esquema transversal podéis observar qué figuras administrativas delimitan el área ocupada por el río, sus márgenes e inmediaciones (si pincháis en la imagen podréis ver las definiciones de las mismas).
Se considera dominio público hidráulico el área permanentemente ocupada por el río y el área calculada para avenidas ordinarias. Queda por tanto excluída la llanura de inundación o zonas susceptibles de ser inundadas por avenidas extraordinarias (por su menor recurrencia en el tiempo) de este dominio público hidráulico, aunque el Gobierno tiene la potestad de limitar el uso de estas zonas pasa asegurar la seguridad de personas y bienes.

deslinde fluvial

Esto es la teoría.
En la práctica puedes comprar una casa en un área que antes ocupaba un cauce, sin que nadie te avise, porque por supuesto nadie opuso impedimento alguno al constructor, ni le dijo que estaba construyendo en la llanura de inundación del antiguo cauce (o cauce natural).
Este es un problema que también se da en cauces no canalizados (es decir, naturales) en los que se levantan defensas y diques que en crecidas menores son efectivos. Se construyen con un resguardo de seguridad pero frente a avenidas extraordinarias pueden romperse y desbordarse ocasionando daños mayores que si esas barreras no naturales no hubieran existido.

No sufriríamos estos problemas si se adjudicara un dominio público hidráulico más racional (al río no se le pueden poner barreras) o bien si se respetara "de hecho" la llanura de inundación para avenidas extraordinarias de los cauces naturales.

España es el país con mayor número de presas por habitante.
Si construir más presas no es la panacea para frenar las avenidas (algún día me extenderé sobre este tema) la correcta ordenación del territorio debería ser prioritaria así como una gestión más racional del agua.

En conclusión: las avenidas son fenómenos naturales cuyos beneficios sobre los distintos ecosistemas asociados a los ríos aportan valiosos beneficios a la sociedad.
Donde nos estamos equivocando es en la gestión del agua y en el uso del suelo.

Referencias: notas de prensa de la Fundación Nueva Cultura del Agua [1], [2] (enviado por David). Recomiendo su lectura.
Relacionado: La llanura de inundación del Ebro.

foto: Navarra. Desbordamiento río Ebro de Javieroso, CC/ esquema mma.es

Análisis de blogs medioambientales

Mas3

Hace unos días se dieron a conocer los resultados de un estudio sobre blogs medioambientales que ha realizado el Centro Tecnológico Forestal de Cataluña dentro de un conjunto de acciones realizadas para la Fundación Biodiversidad con el apoyo del Fondo Social Europeo.

Este proyecto llamado Mas 3: "Medio Ambiente y Sensibilización para zonas rurales Objetivo 3" tiene como objeto acercar gratuitamente acciones y herramientas de información, sensibilización y formación para la gestión medioambiental.

Con el estudio de blogs medioambientales han pretendido analizar la presencia de blogs de contenido ambiental en internet y en concreto el tratamiento de los contenidos forestales de forma cualitativa y cuantitativa.
Para ello partieron de 50 blogs, de los cuales seleccionaron 11 como merecedores de un estudio cualitativo que se plasma en una ficha de evaluación.

La Tierra tiene fiebre fue seleccionada entre esos once y lo cierto es que el resultado de la evaluación de este blog es bueno, teniendo en cuenta nuestra juventud (la del blog… dejémoslo ahí).

Las conclusiones generales del estudio son las siguientes:
"Los blogs exclusivamente forestales son escasísimos. En general nos encontramos con blogs medioambientales que poseen alguna referencia o artículo sobre el mundo forestal. La mayoría son blogs de opinión o denuncia, que si bien tienen un valor de sensibilización sobre el deterioro medioambiental no presentan contenidos científicos y especializados sobre este tema. Por este motivo creemos que incentivar a los profesionales del sector forestal sobre la utilidad de compartir sus conocimientos a través de este nuevo medio sería enriquecedor."

Coincido con los autores del estudio en que se habla poco de temas forestales en la blogosfera y añadiría que es síntoma de que socialmente es un ámbito poco conocido; yo misma me pregunto en ocasiones hasta qué punto interesan estos temas. Tampoco se trata sólo de los blogs, el periodismo que se hace sobre el tema escasamente tiene trascendencia más allá de medios especializados.

A menudo la Ciencia no se le muestra cercana al ciudadano de a pie, más allá de lo anecdótico, y en especial creo que a las Ciencias de la Naturaleza se les ha relegado a un segundo plano en la absurda creencia de que no nos dan de comer, cuando su conocimiento y comprensión es básico para asegurarnos la perpetuidad de los recursos.

El estudio de blogs es una señal de que los blogs pueden ser una herramienta digna de ser tomada en consideración para aprender, divulgar e intercambiar ideas, sobre el tema que sea, en este caso el medio ambiente.

Podéis descargaros aquí el pdf del estudio (hay que rellenar un ficha), podéis encontrar enlaces muy interesantes.
Cuando finalicen el proyecto (a partir de julio) pondré un enlace directo aquí mismo.

Red Hispana de blogs de E&MA

Red Hispana de blogs de Energía y Medio Ambiente

Hace unos días Indarki se propuso crear una página web mediante feevy, una herramienta que utiliza los feeds de los blogs para reconocer las últimas entradas o artículos que se van publicando.

De esta manera ha seleccionado una serie de blogs sobre energía y medio ambiente que nutrirán el contenido del portal, ya que de lo que se trata es de tener actualizado en una página los últimos contenidos de los distintos blogs y así fomentar el diálogo sobre estos temas de interés creciente (o eso esperamos).

Nos ofrecimos a colaborar y pingüinolab ha terminado de darle forma con una imagen estupenda a lo que hemos llamado Red Hispana de blogs de Energía y Medio ambiente.
También ha colaborado con nosotros David de Ugarte de feevy (¡gracias!), dando alojamiento al portal.

Desde ahora podéis visitar la Red Hispana de blogs de Energía y Medio Ambiente en energiaymedioambiente.net.
También podéis acceder desde la imagen que aparece en el menú lateral de este blog.

Si tienes un blog sobre energía o medio ambiente puedes solicitar la inscripción en el portal a través del formulario de la sección +info.

Esperamos que os guste y os sea de utilidad.

Los refugiados del conservacionismo

 

Un día hablaba del cambio climático con un colega que me decía que es un error considerar que los propios seres humanos podamos ser los "salvadores del planeta" por el mero hecho de que somos una especie más formando parte de la de la Biosfera. Somos una especie con una gran capacidad predadora sobre los recursos y ésta no cesará nunca por que es inherente a los seres humanos.
En el fondo tiene toda la razón.

No es ningún secreto que millones de pueblos indígenas de todo el mundo han sido expulsados de sus tierras para dar lugar a las grandes extracciones de petróleo y minerales, las grandes explotaciones madereras y las grandes extensiones agroindustriales. Pero pocos se dan cuenta que algo similar ha estado ocurriendo por una causa mucho más noble: la conservación de tierras y de la vida silvestre. No son sólo las empresas las que tienen mala fama entre las comunidades indígenas, sino también, y cada vez más, algunas organizaciones no gubernamentales internacionales.*

Las organizaciones ecologistas como todas las entidades tienen su cara y su cruz. Esencialmente pienso que se equivocan cuando promueven un modelo de naturaleza virgen en la que el hombre no existe.
El equilibrio probablemente sea difícilmente alcanzable. La medida estaría en el mayor respeto posible al medio ambiente desde una gestión adecuada, contenida y sostenible.

Estos modelos, aunque de otra manera, los practicamos en los países ricos, sólo que aquí cuando una población rural se queda sin la posibilidad de explotar recursos para su desarrollo, los jóvenes se marchan a las ciudades.
En otros lugares del mundo no hay un lugar mejor al que marchar porque alejados de sus bosques, sus gentes no tienen nada. ¿Es correcto entonces anteponer los derechos de la naturaleza a los derechos humanos?

Inauguro la sección de lecturas recomendadas en la que iré añadiendo material que por su extensión no pueda incluir y comentar de forma completa en un post:

"Los refugiados del conservacionismo" de Mark Dowie (Universidad de California, Berkeley).*
Versión en pdf de la revista Biodiversidad, octubre 2006.
Imagen: del reportaje publicado por primera vez en Orion Magazine, noviembre 2005.

Atlas para nuestro Medio Ambiente cambiante

Atlas for our changing environment
El Programa para el Medio Ambiente de las Naciones Unidas (UNEP) ha desarrollado el "Atlas for our changing environment", traducido: el Atlas para nuestro medio ambiente cambiante.

Muchos de vosotros ya habréis usado Google Earth para ver fotografías aéreas o desde satélite de la Tierra. Lo interesante de esta aplicación es que añade la posibilidad de visualizar para ciertas áreas las mismas imágenes hace varias décadas, añadiendo una explicación sencilla (en inglés) del origen de esos cambios.
En el caso de España se puede observar el cambio del litoral almeriense como resultado de la sobreexplotación agrícola bajo plástico. 

Podéis ver esta aplicación vía internet en esta dirección.
Los usuarios de Google Earth pueden verlo selecionando como capa visible la casilla correspondiente (destacados: UNEP).

Este trabajo también está disponible en distintos formatos en su web y también está publicado en papel como "One planet, many people: Atlas for our changing environment".

Es otro intento para alertar sobre las consecuencias que las acciones humanas tienen sobre el medio, que vistas en su plena extensión desde el aire, parece que impactan más.

Bienvenidos

caracol

 ¡Bienvenidos a nuestra nueva casa!

Como siempre, he contado con la ayuda de pingüinolab para entenderme con los lenguajes ajenos. Como todo el mundo sabe, los pingüinos chapurrean css y entienden mucho de diseño, los caracoles no.

Aun falta algún pequeño detalle pero este blog está ya transladado. Esperamos que halléis útiles las nuevas funcionalidades del menú lateral.

Si en estos primeros días algo no funciona bien no dudéis en escribirnos.

Saludos