El desafío del cambio

hacia el optimismo informado
Uno de los comentarios a un post anterior me ha hecho reflexionar.
El comentario lo hizo Wilde y decía lo siguiente:
"La naturaleza es sabia, y es por eso que ella superará el cambio climático adaptándose a los cambios; nosotros no. Esa es la ironía total, que en realidad nos estamos suicidando sin más. Las especies animales también saben adaptarse a los cambios con el transcurrir del tiempo. El mundo vegetal, pues también. Al final ellos resucitarán. ¿Y nosotros?. Al lugar que nos corresponde por méritos propios. La nada."

No me ha chocado el pesimismo o el realismo que irradia, en mi fuero interno hay días en que yo pienso de un modo parecido.
Entonces…¿que sentido tiene nuestra lucha? Esta es un pregunta que me hago cada vez que me siento a escribir y a la que siempre trato de dar respuesta de una forma u otra.

Aquí siempre hablamos de cambiar hábitos, de cambiar de mentalidad hacia un mayor respeto por la naturaleza, de evolucionar hacia proyectos sostenibles.
Hoy día existe un atenuante, puesto que se trata de un cambio condicionado por la patente amenaza del cambio climático. Pero hoy me quiero centrar en el cambio social e individual, en la respuesta al cambio.

Partimos de la base de que se trata de un cambio positivo. Este punto podría ser discutible según para qué sectores; por ejemplo, una empresa que obtiene beneficios de actividades que implican degradación del medio. Creo que todos estaremos de acuerdo en que una actividad humana sostenible y respetuosa con el medio ambiente es un cambio positivo para el planeta y la biosfera.

Según los expertos en estos temas (que no yo), cuando un individuo o conjunto de individuos se enfrenta a un cambio positivo, cualquiera que sea la naturaleza del cambio, pasará por distintas fases, y dependiendo de la actitud con que lo acometamos, el cambio será efectivo o no.

La primera fase se denomina optimismo desinformado. Desconocemos los costes necesarios para llevar a cabo ese cambio, sin embargo la idea de contribuir a un mundo más limpio, más sostenible, más verde, es tan altruista y entusiasta que no deja espacio para el pesimismo. Todo el mundo quiere colaborar, aunque no sepa muy bien como.

En una segunda fase nos aborda el pesimismo informado. Se da cuando disponemos de una mayor información, descubrimos las dificultades y los costes que entraña el cambio.

Cada persona tiene su propio nivel de tolerancia al pesimismo: si se excede dicho nivel, se produce el abandono del proceso de cambio. Esta fase implica dudar de la decisión de cambio, mientras que el abandono implica revertir la situación.
La opinión de Wilde, que ha motivado este post, sería un buen ejemplo de pesimismo informado.
¿Y quién no es pesimista cuando vemos que a pesar de las herramientas disponibles de gestión del medio natural, se siguen realizando actuaciones y proyectos incongruentes?

A pesar de que el pesimismo informado es inevitable, no ocurre lo mismo con el abandono, ya que depende del grado de tolerancia que posea cada individuo.

El pesimismo nunca desaparece de forma repentina, se reduce paulatinamente y la persona ingresa en la etapa del realismo optimista. Conocemos las dificultades a las que nos enfrentamos y somo capaces de aportar soluciones.

A medida que vislumbren algunos resultados, se producirá la transición a la fase de optimismo informado que refleja una firme confianza como resultado de una dura lucha hacia el cambio.

El éxito del cambio se basa en el nivel de compromiso. Es un nivel de compromiso individual y colectivo que requerirá tiempo, energías, dinero…
¿A qué estamos dispuestos a renunciar?¿Qué somos capaces de aportar?

Para aquellos que estéis en la segunda fase, mucho ánimo.

(Ya se que lo mío no es la sociología pero un día el pingüino me habló de este proceso y me pareció muy interesante. Witi, me puedes corregir, no te cortes.)

Referencias: "El desafío de la administración del cambio" Luis del Prado; Respuesta a los cambios positivos, pag 65.
Gráfico: dibujado para la ocasión por pingüinolab.

13 pensamientos en “El desafío del cambio

  1. No sé hasta qué punto el cambio que se está ejerciendo en el clima, si es que es así, que lo dudo, es debido al comportamiento cerril del hombre. Se está hablando del calentamiento global, cuando por otro lado estamos al final de una era glacial. O se aclaran los científicos o que no nos mareen más. En cuanto al comentario principal quiero decir que el hombre apareció en las calurosas tierras del ecuador y hoy vive hasta en las regiones árticas. No hay ningún ser en el mundo con una mayor capacidad de adaptación que el hombre. Más que les pese a las demás especies.

  2. Karramarro: como diría mi madre: ¡si es que das en todo! ;)

    Corpi: Yo creo que en lo del cambio climático hay bastante consenso, y además desde hace ya tiempo. Los que están en contra tienen algo a favor y es que queremos creer que no es cierto. Ha habido y hay muchos intereses de por medio, el ejemplo más claro el de Bush.
    Hay muchos argumentos que explican porqué el cambio climático actual es de origen antrópico y si intentara explicarlos ahora me extendería demasiado y además no creo que eso conteste a tu comentario.
    Pero piensa, si una gran parte de la comunidad científica está de acuerdo en qué el cambio climático ha sido provocado por el hombre ¿no es lo más inteligente aplicar el principio de precaución?
    Estamos en un periodo cálido entre glaciaciones.
    En la época de glaciaciones, cuando los casquetes de hielo polares cubrían gran parte de Europa, la temperatura media era tan sólo 5ºC inferior a la actual, y hace tres siglos, en la pequeña Edad del Hielo en Europa, sólo un grado inferior(citando a M.Delibes de Castro).
    La media mundial ha aumentado casi 0.7ºC en el último siglo.
    Las distintas formas de vida se han adaptado siempre, pero los periodos de adaptación eran más largos. La variación de temperaturas se está produciendo demasiado rápido. A escala humana “rápido” significa de un año para otro, a escala evolutiva “rápido” significa escasas generaciones humanas.

    Nos adaptaremos, pero nuestras dististas formas de vida dependen de el alimento, el agua y los demás recursos que nos proporciona la Tierra. De por sí no son inagotables. Si el medio deja de ser como lo conocemos hoy, sufriremos las consecuencias.

    Bienvenido y un saludo

  3. mmm… yo prefiero decir que he sido muy optimista Esther; le doy el triunfo a la vida. Pero por desgracia el ser humano está condenado a la autodestrucción, y esto es ser realista no pesimista. Ya sea por el cambio climático; ya sea por una guerra nuclear por la caída de un meteórito (le paso a los dinosáurios trás 400 millones de siglos, nosotros solo existimos hasta el momento 1, la diferencia es abismal) o por lo que sea. De todas formas la evolución de la vida es así…. por NATURALEZA. La especies vienen y van pero la vida sigue… ¿no crees?… no somos nosotros, es la vida… mi humildíiiisima opinión…

  4. Wilde, aunque entiendo lo que quieres decir, creo que tenemos el mismo instinto de supervivencia que cualquier otra especie.

    Pero hablamos de cambio climático, y de cambio de actitud. No hay nada que nos haga pensar que se fuera a producir un cambio climático de forma natural hasta dentro de miles de años.
    Eso es lo que importa (o lo que yo quiero enfatizar). Lo hemos hecho mal y hay que intentar poner remedio.
    ¿Es irreversible? Probablemente lo sea, no se puede volver un siglo atrás. Pero tenemos una deuda con las generaciones venideras. Esta la base de la sostenibilidad.

    Pensar que estamos abocados a autodestruirnos, a mi me da bajón. Y si somo pesimistas, abandonaremos el barco antes de intentar poner soluciones.
    He pretendido imprimir optimismo con este post. No sé si lo he conseguido.

    A Corpi: le recomiendo además este post de foresman(ya que el tema se ha ido por estos derroteros).

    Saludos

  5. Totalmente de acuerdo con Wilde, creo que no somos más que una plaga más, y estamos condenados.

    Ninguna forma de vida puede cambiar la naturaleza, ya que forma parte de ella.

    Pensemos por ejemplo que las primeras formas de vida eran unas bacterias marinas que consumían CO2 y emanaban O2, que era un veneno para ellas. Crecieron y crecieron hasta que acabaron extinguiéndose (claro).

    Y el hombre como especie no es tan racional, y si no que alguien explique por qué nos matamos unos a otros por los recursos, o por qué la mitad del planeta vive a costa de la otra mitad, o tantas otras realidades propias de especies irracionales…

    Pesimista seguro, informado parcialmente, espero y deseo pasar a la siguiente fase…

    Ayuda!

  6. Es triste, pero yo creo que estamos avocados al fin de nuestra especie.
    Como dice Wilde “la nada” es lo que nos aguarda.
    La tierra no tiene fiebre, tiene un cáncer terminal y está desahuciada. Ese cáncer somos nosotros.
    Algunos dicen que somos un virus que lograra contaminar otro organismo (otro planeta) yo no estoy muy seguro, pero lo cierto es que es la raza humana no tiene otra salida para sobrevivir. Convertir otro medio en habitable. Yo no soy muy optimista al respecto.
    Este es el momento de elegir uno de los dos caminos.
    Convertirnos en una raza justa y casi perfecta que convive armónicamente consigo misma y con su entorno, o bien convertirnos en una raza de depredadores cósmicos…
    No creo que seamos capaces de ninguna de las dos cosas…
    Nuestra extinción se acerca…

    Para lo que me queda en el convento…¡Me cago dentro!
    jeje..es broma ;)

    Esther te mando un apocalíptico saludo! jeje ;)

  7. Si ya sabía yo que el pesimismo informado tenía tirón.

    La motivación al cambio es una cuestión personal. Nos pueden imponer ciertas medidas, mediante leyes o normas. Pero sólo nosotros lo haremos posible.
    La información es el primer paso, que es lo que yo intento daros aquí. El compromiso es personal.

    Luis: lo de “ninguna forma de vida puede cambiar la naturaleza ya que formamos parte de ella”. O lo he entendido mal, o pienso que no es cierto. El cambio climático actual es el mayor exponente de cómo actuando en masa, podemos influir en la modificación de la naturaleza.

    Salu2 Tyler y Luis.

  8. Yo también pienso como tyler duren, que la Tierra tien un cáncer, pero no es ni mucho menos terminal. Hace algún un tiempo escribí un blog sobre esto.

    http://cambioclimaticoigualtierraenferma.blogspot.com/

    Es mas, creo que es un cáncer, para la propia tierra, perfectamente curable. Para quien es termiinal es para la humanidad.

    Como tambien ha dicho wilde, la humanidad se esta ganado a pulso su auto destrucción. Las condicones para la vida del hombreen la tierra, seran cada ves mas precarias y terminará por desaparecer. Paro la tierra, que es un ser vivo, portador de la vida, que le donó un cometa, seguirá surcando los espacios del universo. Nuevas especies apareceran sobre la tierra y quizas, entre ellas, alguana especie inteligente la poblará dentro de varios millones de años.
    Tiempo es lo que le sobra a la Tierra.

  9. Hola,

    (antes de nada, perdonadme las tildes, escribo desde el otro lado del charco y con este teclado es un coñazo ponerlos)

    Uff! Lo que hacia que no entraba en el blog, y como se ha puesto esto! Pero asi me gusta, la gente opinando y Esther, por supuesto, defendiendose como una jabata (¡que para eso es tu blog!).

    Me ha parecido todo muy sugerente y no me he querido quedar sin opinar. Leyendo las opiniones de algunos participantes, se me ha ocurrido un paralelismo bastante claro entre todo este tema y mi area de ocupacion mas inmediata, la linguistica. Paso a explicaros.

    En el mundo existen miles de lenguas (no me digais cuantas, y es dificil estar de acuerdo en la cuenta, pero vamos, muchisimas). Unas con cientos de millones de hablantes, otras habladas por solo unas pocas familias o, en algunos casos, por unas pocas personas. Es “natural” (o sea, esencial al proceso mismo de diferenciacion / amalgamacion cultural y social que ha definido la historia del ser humano desde los primeros gruñidos y chasquidos que se constituyeron como lenguaje) que las lenguas aparecen para generalmente dar origen a otras o desaparecer. Es lo que hay: no pasa otra cosa. Asi, por ejemplo, cuando los romanos llegaron a España, se hablaban muchas lenguas (de tipo celta, iberico, etc.) que despues desaparecieron (menos el vasco). Y hoy nadie se tira de los pelos porque ya no queden hablantes de ibero en España. Paso y ya esta.

    Eso sigue pasando ahora: pero esta pasando en otras circunstancias. En la ecuacion que determina que lenguas sobreviven o se transforman y cuales mueren, se ha introducido un elemento que antes no existia, y que se llama globalizacion. Ahora ya la mayoria de seres humanos no viven en su poblado, en su valle, en su isla: viven en comunicacion con otros seres humanos, y generalmente esto conlleva que se descubran las ventajas de hablar la lengua de los otros, y no la que se habla solo en tu poblado, en tu valle o en tu isla (que al fin y al cabo no te vale en el momento que sales de ahi o quieres comunicarte con otros). Asi, con el tiempo, se acaba desechando el uso de una lengua y se adopta otra.

    El proceso es “natural” (los celtas de Hispania tambien descubrieron las ventajas de hablar latin), pero lo nuevo ahora es que la necesidad de hablar la lengua de los otros esta por todas partes: television, prensa, sistemas educativos, viajes, organizaciones economicas, internet, etc. En este medio nuevo se va reduciendo el numero de lenguas “ventajosas”, y aumenta el numero de las que no lo son. Proceso, ya digo, “natural”: siempre ha sido asi. Pero ahora mucho mas rapido.

    Pronostico para el futuro: si sigue pasando esto, desapareceran muchas lenguas. Al ritmo que vamos, se calcula que dentro de 100 años quedaran unas 3.000, y dentro de 200 años quiza solo 200 o 300. En principio, si se ve el cambio como “natural” y por lo tanto inevitable, no habria ni que preocuparse. Eso, obviamente, es ya una valoracion personal. La mia no esa. ¿Por que? Porque no solo se pierde una lengua (o dos, o dos mil), se pierde algo mas: se pierde una parte indispensable de lo que nos constituye como especie, de lo que nos hace unicos y, a la vez, nos diferencia. Se pierde todo un sistema de cientos o miles de años de tradiciones, de perspectivas, de maneras de ver la vida y de reaccionar y adaptarse al medio que constituye, creo, una riqueza. Es capital cultural, capital “humano”. Y para mi eso vale mucho.

    No deja de ser una valoracion personal: al fin y al cabo, sobreviviriamos como especie si hablaramos solo unas pocas lenguas, o solo una. Pero no seriamos los mismos. La cuestion es, a fin de cuentas, una decision sobre si la diversidad en si es un valor. Si lo es, protejamosla. Si no, dejemos que el proceso “natural” continue (eso si, olvidandonos del hecho de que hemos hecho que el proceso deje de funcionar de manera “natural” y de que somos responsables de ello).

    Creo que la cuestion con la diversidad biologica es bastante parecida. Si se pierden miles de especies de plantas y animales, al fin y al cabo sobreviviran otras, menos pero otras, ¿no? Yo no estoy de acuerdo con esto. Por dos razones: una, porque, como ocurre con la diversidad linguistica, creo que la diversidad biologica en un valor en si, sin tener que justificarlo de ninguna otra manera, sin buscar otra rentabilidad superior que la legitimice. Y otra, porque aunque el ser humano pueda sobrevivir hablando solo una lengua, no creo que podamos sobrevivir con unas pocas especies de animales o de plantas. Y ademas, las consecuencias seran dramaticamente drasticas para muchos seres humanos, con nombres y apellidos, que no tendran la suerte de poder adaptarse tan tranquilamente a los cambios que con seguridad van a llegar en las proximas decadas.

    En fin, perdon por el discurso, pero no queria quedarme sin las ganas de compartir mi opinion con vosotros. Creo que las perspectivas relativistas del tipo “para que hacer nada, si va a pasar de todos modos” son un lujo comodo desde el mundo desarrollado, donde el calentamiento lo arreglaremos poniendonos mas aire acondicionado y acostumbrandonos a dejar de esquiar. Pero es un lujo peligroso que estamos imponiendo a muchos otros seres humanos que van a ver sus habitats destruidos y se van a ver obligados a adoptar medidas urgentes y dolorosas para afrontar la situacion.

    ¿Por que no ahorrarnos el trauma y la verguenza de haber dejado que esto ocurra cuando podemos hacer tanto todavia hoy para evitarlo?

    Un abrazo a todos los que hayais tenido la deferencia de aguantar este rollo :-)

    Israel.

  10. Muchas gracias Israel por dejarte ver por aquí.

    Me alegra ver que tienes un arranque algo más optimista que el resto.
    La comparación ha sido muy interesante.
    Gracias ;)

  11. no os creais nada el timo climatico es un tonteria de al gore que vive en una casa enorme y consume 20 veces lo que consume una familia en un año.

Responder a Corpi Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


8 − seis =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>