60 litros

60litros

La reserva de agua almacenada en los embalses de la Península Ibérica ha vuelto a subir durante los últimos días hasta situarse en el 57% de su capacidad, un porcentaje superior a la media de los últimos diez años.

Lo más normal es que cualquiera que lea esta noticia se quede más tranquilo. Tras un verano más de restricciones en numerosas localidades españolas, por fin podemos abrir el grifo a gusto.

En el Boletín Hidrológico del Observatorio Nacional de la Sequía (herramienta del Ministerio de Medio Ambiente que informa sobre el estado de recursos hídricos e hidráulicos) aparece ese 57% como % de agua embalsada y sí, supera la media de los 10 últimos años. Pero esto es sólo una ponderación. Si observáis bien los datos en algunas cuencas, como la del Guadiana, Guadalquivir o Júcar el agua embalsada actual está muy por debajo de la media.

A donde quiero llegar es que no entiendo como se pueden dar estas noticias sin transmitir un ápice de responsabilidad sobre los recursos: Desde hace décadas la mitad de los años son secos o muy secos y estas sequías afectan a todo el territorio español aunque sólo en algunas zonas las restricciones sean importantes.

La semana pasada tuvo lugar el V Congreso Ibérico sobre gestión y planeamiento del agua en Faro (Portugal).
Se expusieron los principales problemas de las cuencas hidrográficas: contaminación, exceso de regadíos, proyectos urbanísticos no sostenibles, embalses e infraestructuras hidroeléctricas que alteran el equilibrio ecológico. Recordemos que no se trata sólo de un problema de cantidad, también de calidad.

Entre algunas de las cuestiones que se trataron está el principio de recuperación de costes. Ya hablamos de esto en Agua para todos. Se trata de cubrir los costes económicos y ambientales para agua de uso urbano, industrial y agrario con unas tarifas apropiadas.
La agricultura consume un 80% de los recursos hídricos en España y para el 2010 deberían aplicarse unas tarifas más coherentes en este sector, según la directiva europea.

Aunque yo creo que no se hace un consumo responsable del agua, en general, hay cuestiones pendientes como es la mejora de las infraestructuras. En la mayoría de las conducciones de abastecimiento hay puntos negros, en ellos se producen pérdidas elevadísimas: entre un 20-30%. En Zaragoza alcanzan un 40%.
Debería ser prioritario, por costoso que resulte, el poner remedio a estas pérdidas mientras hablamos de escasez y ahorro.

Ayer se presentó en Zaragoza el segundo Informe de la ONU sobre el Desarrollo y Evolución de los Recursos Hídricos. La ministra Narbona ha vuelto decir que el gobierno garantizaría 60 litros por persona y día para todos los españoles (subiendo el precio del agua: recuperación de costes).
También dijo que Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares han aumentado el consumo per cápita y que dos de cada seis campos de golf se riegan con agua potable. La solución: ¿será construir más viviendas alrededor de los campos de golf y así podremos regarlos con aguas residuales?

Dejemos la ironía.
El problema es serio. Millones de personas carecen de agua potable y saneamiento. Que nosotros cerremos el grifo, no hará que alguien en África tenga agua. Sin embargo es una cuestión ética y cultural.

Hace unas semanas leí éste artículo del periodista Paco Rego. Él se sometió junto con su familia a un experimento: sobrevivir con 10 litros por persona y día durante una semana. La experiencia la relataría en el reportaje: Cómo sobrevivimos con 10 litros.
Se trata de dejar de pensar que el agua es un recurso inagotable. Basta con cerrar el grifo. Es tan fácil como eso.

Ejemplos: Con el agua que puede sobrar en los vasos despues de comer se pueden regar las plantas. Algunas acciones requieren agua, pero no necesariamente tener el grifo abierto a tope (con menos agua me puedo lavar las manos o ducharme igualmente).

Conciencia socio-ambiental. Ni siquiera es necesario mirar África para ser responsables, mirémonos a nosotros mismos. En España tenemos sequía cada verano y las perpectivas por el cambio global no son muy halagüeñas: Períodos secos prolongados y fenómenos torrenciales mayores y más frecuentes. El problema de la escasez se agravará.
¿Que más necesitamos saber para tomar conciencia del problema?
Ayudaría que los responsables de los servicios informativos se den cuenta de que repetir un titular vacío, no es lo mismo que informar.

Un pensamiento en “60 litros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


6 − = cuatro

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>